Cómo vive la otra mitad: Diseño de la Experiencia de Usuario en Brasil y Nueva Zelanda

Si dejara lo que está haciendo en este momento y cavara un agujero a través del centro de la tierra, es probable que apareciera justo al lado de un profesional de la Experiencia de Usurio (UX) en el otro lado del globo lidiando con las mismas tareas de investigación o diseño que usted.

Este artículo le traslada a dos países que pueden estar muy lejos de usted – Brasil y Nueva Zelanda- y revela los puntos de vista de ocho de sus profesionales UX. Se realizó este estudio para averiguar cómo su práctica está influenciada por sus colaboraciones globales. Nuestros resultados continúan la conversación iniciada por Whitney Quesenbery y Daniel Szuc en su libro revelador Global UX: Diseño e Investigación en un mundo conectado.

“UX es contagiosa”: ¿Cómo se percibe UX como disciplina en Brasil y Nueva Zelanda?

En ambos países, el diseño UX como disciplina está ganando impulso exterior de las industrias históricamente innovadoras de diseño web y la tecnología.

Guilherme Skinner, un diseñador de interfaz de usuario con base en Sao Paulo, Brasil, cree que “el movimiento ‘hazlo-amigable’ fue indirectamente forzado por el enorme crecimiento de las nuevas empresas. Nuevas empresas – incluso los enormes conglomerados de ellas – no han tenido más remedio que adaptarse, de lo contrario iban a ver su negocio sobrepasado por las pequeñas empresas con grandes y, en este momento, mejores soluciones”. En última instancia, él está observando que las prácticas de diseño UX “son contagiosas y comenzando a cambiar un montón de productos”.

Diseñadores UX son buscados y valorados.

Raphael Miashiro, diseñador UX en la Agencia Casa en Brasil, dice que su función “actúa como un puente entre el equipo de desarrollo, directores de arte, directores de proyectos y clientes externos”. Filipe Levi, investigador de usuario y diseñador de interacción en Recife, Brasil, coincide y siente que “además de las funciones tradicionales de diseño gráfico y de producto, cada semana usted puede ver empresas en busca de diseñadores de interacción, arquitectos de la información, y diseñadores UX”.

Mientras que la comprensión de la práctica está creciendo, todavía hay ambigüedades unidas al término.

Foto de Alexandre Duarte

Los gestores y los clientes a menudo asumen que los diseñadores de interfaz de usuario son los responsables de las tareas de la UX. Alejandro Duarte, un diseñador de interacción en Río de Janeiro en Brasil, dice que esto es “porque ven el producto como un resultado final y no saben o perciben el proceso de diseño detrás… la solución”. Citando una experiencia similar, Andi Parker, un arquitecto UX con sede en Nueva Zelanda, dice que hay “un malentendido definitivo sobre el papel de la experiencia de usuario… no hay lugar para las iteraciones, pruebas de usuario, y cometer errores. Todo se tiene que hacer de una vez porque los presupuestos son muy ajustados.”

Puede ser que sea “una cuestión de madurez del mercado”, cree Duarte. “Muchas empresas están empezando a reconocer la web como una herramienta de negocio y no sólo una tarjeta de presentación digital”.

Foto de Alex GambleAlex Gamble a veces ve a las empresas que “pagan un montón de dinero a las personas que diseñan sin consultar a sus usuarios, entonces vienen a nosotros para averiguar lo que está mal”. Gamble es un diseñador experimentado en Optimal Experience (una firma de consultoría de diseño) en Nueva Zelanda.

Agencias como Optimal Experience típicamente han sido contratadas para ejecutar proyectos de investigación UX en las etapas tempranas o medianas de diseño de páginas web, pero Richard Douglass, un diseñador de experiencia de alto nivel en la agencia, piensa que ésto está cambiando, afirmando que existe una “creciente comprensión hasta el punto donde UX no es sólo para contratar a las agencias, sino que las empresas/clientes ya tienen su propio personal y equipos UX”. Él reconoce, sin embargo, que “el diseño UX es todavía un poco una palabra de moda del momento entre muchos equipos de Tecnologías de Información, y [aún hay] un poco de confusión en torno a cómo se adecúa en el entorno”.

Comunidades UX en ambos países son fuertes y están crecimiento.

En Nueva Zelanda, reuniones informales sobre UX se suceden en los principales centros todas las semanas, y las conferencias son cada vez más normales. En Brasil, Filipe Levi confirma que “tienen sedes locales de la Asociación de Diseño de Interacción (IxDA, por sus siglas en inglés) y de la Asociación de Profesionales de  Experiencia de Usuario (UXPA, por sus siglas en inglés) en ciudades como Recife, Curitiba, Manaos, Brasilia, Sao Paulo, Río de Janeiro, Fortaleza y Belo Horizonte, entre otras muchas.”

Conexión y Colaboración: Un Asunto Global

Quesenbery y Szuc describen cómo se ve la colaboración global en nuestro mundo conectado y sus ideas son ilustradas a través de las personas entrevistadas.

Mientras trabajaba para IBM, Richard Douglass dice de él, “colaboró ​​con colegas UX en China alrededor de la contextualización de software empresarial… y con colegas de otros países dentro del grupo de software de IBM”, que incluía Irlanda y Australia. En Optimal Experience participó en la realización de un estudio de evaluación comparativa de UX para una gran línea aérea, realizando análisis y pruebas de usabilidad en tres países – Nueva Zelanda, Australia y los EE.UU.

Gamble también menciona su participación con UX Alliance (una red global de empresas de experiencia de usuario) y cita un momento en el que fueron capaces de utilizar la Alianza para la investigación. Ellos realizaron un proyecto sobre la manera de mejorar la experiencia de aparcamiento en Nueva Zelanda y querían encontrar información sobre qué funcionó bien en otros países. Gamble dice que ellos “obtuvieron resultados de todas partes del mundo, en particular, Holanda y EE.UU. Fue muy interesante ver cómo se enfrentan a problemas comunes a lo que hacemos, en particular, el vandalismo. ¡A la gente simplemente le encanta enfadarse con los parquímetros! ”

Foto de Daniel MendesTrabajar con profesionales de otros países inspira la pasión y la creatividad. A Daniel Mendes, un profesional UX y profesor en Brasil, le encanta por “el intercambio de puntos de vista y perspectivas, así como la pasión por la interfaz perfecta”. Él ha colaborado en el diseño de experiencias móviles para Portugal y Sudáfrica, y más recientemente, ha proporcionado servicios de consultoría UX ​​para empresas europeas de nueva creación.

Aquellos con los que hablé, quienes no tenían experiencia colaborando internacionalmente, hablaron muy bien acerca de los recursos disponibles en línea para obtener una perspectiva global.

Guilliarme Skinner no ha tenido la oportunidad de colaborar a través de las fronteras, y dice que a pesar de LinkedIn es un gran puente “la participación más relevante que tengo con los profesionales UX en todo el mundo es visitar sitios como Stack Exchange. También me mantengo actualizado leyendo blogs y visitando sitios web como Smashing Magazine, Splashnology, y experimentos fantásticos en Codepen”.

Foto de Filipe LeviTodos los días, dice Filipe Levi, él “lee noticias, participa en grupos de discusión y cursos, y sigue a las principales empresas y autores en el campo UX, tanto a nivel regional como mundial”. Él no ha colaborado con la gente en el extranjero, pero ha creado prototipos de soluciones de diseño para empresas globales y considera que el trabajo entre países facilitaría desafíos. “Creo que los grandes desafíos serían para analizar los datos de investigación y para diseñar una solución que se adaptara a la vez a culturas muy diferentes, ¡por no hablar de tratar de emular de forma remota nuestras grandes paredes repletas de post-its durante una sesión de lluvia de ideas!”

Una habitación con gente trabajando en mesas y poniendo notas en el muro

Sesión de lluvia de ideas.

Algunos profesionales de UX tienen oportunidades regularmente para trabajar en proyectos globales y tener los recursos para viajar alrededor del mundo para celebrar conferencias y contratos. Otros aún pueden hablar en persona con sus compañeros de otros países, y tienen que dedicarse cada día a leer blogs y contribuir en foros de discusión.

Sea cual sea la forma en que las personas se conectan son una parte de la cultura de colaboración que hace que este sector sea tan innovador y emocionante.

Herramientas y Técnicas: Qué usa la gente en la práctica

Cada profesional UX reúne su propia caja portátil de herramientas, consejos y teorías de las que deriva el ejercicio de su investigación y diseño.

Un libro de cabecera, donde Alex de Optimal Experience referencia principios de diseño con frecuencia, contiene Principios Universales de Diseño para empezar. “La Cirugía de Cohetes Hecha Fácil es otra gran referencia que le ayuda a seguir los fundamentos básicos”. Ella también recomienda, “Nada sobre Entrevistar de Steve Potigal… todo lo relacionado a los cambios y crear ideas que se retengan por Chip y Dan Heath”.

Por el contrario, la motivación de Daniel Mendes para buscar el conocimiento surgido de su constatación de que “los brasileños son muy diferentes en la cultura, el comportamiento, los antecedentes, el nivel educativo y su percepción del mundo. Es por eso que he creado mi propio método adaptado a estos patrones que combina las teorías y prácticas de Jakob Nielsen, más social y culturalmente diferentes que utilizar grandes volúmenes de datos, para sumergirse en la realidad de los usuarios”. Él también se basa en la gestión del conocimiento y la taxonomía, ya que se aplica a portales corporativos y gestión de contenidos.

En el lado de las herramientas, lo primero que Guilherme Duarte utiliza cuando inicia un proyecto es “algo realmente tecnológico: papel y lápiz”. Las ideas fluyen mucho mejor. Él admite que es difícil elegir una sola teoría, afirmando que “UX en su conjunto es un universo casi interminable de teorías, conceptos y paradigmas”. Empujado a elegir uno, dice, “La Teoría del Color es algo que realmente me importa. Cuando se es capaz de medir el impacto es impresionante el efecto que la elección del color tiene en los resultados. Ah, y para poder medir el éxito general, las pruebas A/B son la clave “.

En su caja de herramientas Duarte utiliza regularmente “la evaluación heurística de Nielson, analíticas de Google para la investigación de datos cuantitativos, cuestionarios para los datos cualitativos, enfoque UCD con la creación de personas y escenarios de uso y pruebas de usabilidad para validar las hipótesis”.

Tomando un enfoque más conceptual, Filipe Levi sostiene que “las primeras teorías de un buen profesional UX debe dominar son los elementos sociales de investigación (para diseñar y llevar a cabo la investigación efectiva de usuario) y los principios de diseño, como la heurística de usabilidad (para diseñar interacciones atractivas)”. Él hace buen uso de grabadoras de vídeo y voz, análisis de datos cualitativos, y, haciéndose eco de Guilherme, admite que “las herramientas que no puedo vivir sin son mis ojos, oídos, el bolígrafo y el papel”.

Otras industrias, como el mundo académico o de la medicina han desarrollado y difundido sus conocimientos dentro de las instituciones tradicionales, y ha dependido de sus profesores y editores la difusión del conocimiento.

En contraste, la industria UX ha construido y compartido sus logros colectivamente. El conocimiento colectivo de los profesionales de UX, desde los líderes hasta los aprendices y todos los demás, se comparte libremente en línea, y todo el mundo se ha hecho a sí mismo accesible a todos los demás.

Nunca habrá un profesional UX que pudiera absorber y poner en práctica las innumerables teorías, prácticas, técnicas y visiones que componen la industria. Del mismo modo, ninguna persona o parte de la industria tiene el monopolio de lo que representa las “mejores” prácticas en UX. Es por eso que la conversación es tan interesante y vital.

La felicidad es la interfaz perfecta: ¿Por qué nos gusta lo que hacemos?

Nos gustaría cerrar con tal vez la mejor idea: hay un hilo común que une a las personas que trabajan en UX. Todos ellos quieren tener una influencia positiva en las experiencias del día a día de la vida de la gente.

A Andi Parker le encanta “la imagen más amplia, los grandes rasgos, la visión de conjunto. Lo que me encanta de UX es que está tan lleno de potencial, no sólo para un concepto de producto o el diseño o la experiencia de un usuario, pero para tener un impacto real en la vida de las personas”.

“Los profesionales de UX pueden desempeñar un papel esencial en aunar esfuerzos para mejorar la vida de las personas en países como el mío”, dice Filipe Levi. Pero lo que más ama de su trabajo “es la posibilidad de mejorar la condición humana, el uso de dos regalos muy humanos: la empatía y el diseño”. En última instancia le gustaría que su trabajo de diseño “tuviera un mayor impacto en el mundo, sirviendo a más personas y haciendo frente a los problemas humanos básicos como la salud y el desarrollo mundial”.

Este sentido de que están creando la diferencia viene de sus esperanzas de UX para resolver no sólo los problemas web o productos, pero también problemas más amplios y más profundos de la vida.

A su vez, estas metas positivas, alimentan su pasión profesional. Como dice Alex Gamble, “al crear una buena experiencia se le mejora el día a alguien. Cuando usted mejora el día a alguien por lo general sonríe. “También recuerda la alegría que sentía en completar uno de sus primeros proyectos en una gran empresa de Nueva Zelanda con 3,4 millones de miembros. “Sólo la sensación que tengo de saber que he contribuido a mejorar una pequeña parte de esos 3,4 millones de vidas no tiene precio.”

“Nacido en los años 70 como un hijo de un padre aficionado a la tecnología”, Daniel Mendes es un apasionado de UX porque “pudo ver que los principales avances tenían que ver con la experiencia de cómo se convirtieron en productos fáciles para la gente. Era no sólo acerca de las máquinas, pero sobretodo acerca de la humanidad. Creo que éste es el corazón de la tecnología que podemos crear – la posibilidad de que mi abuela y mi niño pequeño pueden utilizar el mismo producto y ambos disfrutarlo”.

Está claro que los profesionales UX ofrecen la oportunidad de participar en el trabajo que influye positivamente en la sociedad, así como los mantiene preparados y estimulados.

La variedad y singularidad de la obra es un punto a favor. A Richard Douglass le encanta “trabajar en proyectos interesantes con grandes personas. Un día rara vez es igual a otro. Siempre aprendo cosas inesperadas cada vez que interactúo con un cliente o un investigador”.

Raphael Miashiro refleja que a medida que su carrera ha progresado “al principio me gustó el resultado de mis proyectos. Pero ahora la palabra cómo es cada vez más emocionante”.

Ultimas Palabras

Está claro que la alegría de practicar UX es tan universal como las herramientas y los métodos utilizados. Si usted está en América Latina, Nueva Zelanda, o en un mundo aparte, este es un campo que está creciendo a nivel mundial y teniendo un impacto positivo. Hay importantes beneficios cuando se colabora a nivel mundial, incluyendo el intercambio de ideas entre quienes se han enfrentado a retos similares, así como ganar visibilidad con diversas perspectivas. Esperamos que la gama de voces compartidas le inspire a crear conexiones globales.

Mayfield, A., Reeves, K. (2014). Cómo vive la otra mitad: Diseño de la Experiencia de Usuario en Brasil y Nueva Zelanda. User Experience Magazine, 14(4).
Retrieved from http://uxpamagazine.org/how-the-other-half-live/?lang=es

Comments are closed.